Glándula Pineal, un secreto que vive en ti y te da poder mental

Glándula Pineal, un secreto que vive en ti y te da poder mental

La Glándula Pineal es una de los mayores secretos que nos han ocultado a lo largo de la historia y, OJO, el secreto no es su existencia. El secreto es la verdadera función de este orgáno de tu cuerpo.

La mayoría de los médicos dicen que la Glándula Pineal es una órgano es deshuso y sin función aparente. En la realidad, no es así. Esta glándula es la que nos hace soñar, imaginar y conectarnos con otras dimensiones.

El tercer ojo que te conecta con otras dimensiones

Se dice que la Glándula Pineal es nuestro tercer ojo, ya que se ubica entre los ojos, justo algunos centímetros atrás.

Esta glándula tiene un significado similar para los distintos enfoques de pensamiento:

Para la religión católica, significa el Poder de Dios o el contacto con lo divino.

Para la masonería, la visión del Cíclope.

Para la terminología iniciática, “la puerta del paraíso”.

Para el filósofo Descartes, es lo que nos conecta con el alma.

Para la tradición egipcia,el ojo de Horus.

Para la geometría sagrada, podemos ver que el ojo de Horus se corresponde de forma exacta con todas las estructuras del cerebro y en el mundo asiático como el tercer ojo o centro de la clarividencia y la intuición.

El órgano de la intuición, la clarividencia, la telepatía y los viajes astrales

La Glándula Pineal es la responsable de nuestras habilidades psíquicas como la clarividencia, la telepatía e, incluso, nos permite hacer viajes en el tiempo. Gracias a la Glándula Pineal, las personas pueden seres de otras dimensiones, así como dejar su cuerpo físico para viajar con su cuerpo etéreo.

La Glándula Pineal produce Melatonina cuya deficiencia se produce por insomnio y depresión. Está presente de forma natural en algunos alimentos como la avena, el maíz, los tomates, las nueces, el arroz o las cerezas.

La pineal secreta una sustancia llamada DMT (dimetiltriptamina) conocida también como la molécula espiritual que curiosamente se libera en la fase de movimiento ocular rápido, es decir, cuando estamos soñando. El DMT es responsable de la visualización de imágenes en los sueños.

La DMT es tan potente que puede llevar la consciencia del hombre a través de viajes en el tiempo y las dimensiones. En el estado inmediato antes de la muerte, se produce gran cantidad de DMT, por eso se le atribuye la capacidad de ingresar la consciencia en dimensiones superiores. Logra estados místicos o interdimensionales, es el alucinógeno o enteogénico más potente que se encuentra en la naturaleza, en todas las plantas y animales (en mayor o menor concentración), tiene profundos efectos en la conciencia.

Si la Glándula Pineal produce DMT naturalmente, el cual a su vez ha demostrado ser un alucinógeno natural, tiene sentido que sea la responsable de conectarnos con otras dimensiones y realidades.