Cómo curar de espanto o susto: remedios mágicos y efectivos

El espanto, “susto” o “pérdida del alma” es un fenómeno muy común, principalmente en bebés y niños, el cual consiste en un evento estresante o un peligro súbito que desconcierta a la persona, puede ser un accidente, una caída, un ruido muy fuerte o cualquier situación inesperada.

El espanto provoca malestares físicos o emocionales en niños y adultos, que muchas veces pueden pasar desapercibidos para los demás.

Cuando una persona está espantada, se dice que es necesario traer los fragmentos de su alma que se perdieron en el accidente o se quedaron en el lugar del evento traumático. O bien, acudir al lugar a “levantar la sombra” de la persona.

 

Síntomas comunes de que tu hijo está espantado y debes curarlo

Si tu hijo acaba de experimentar un susto, a raíz de una situación negativa o evento sorpresivo, obsérvalo muy bien y presta atención a alguno de los siguientes síntomas:

  • Se encuentra desconcertado, distraído o presta poca atención al entorno.
  • Por momentos, su mirada parece perdida y sus ojos se notan raros.
  • Despierta de madrugada llorando o angustiado como si tuviera pesadillas.
  • Mientras duerme, sus ojos no se cierran en su totalidad. Como si durmiera con los ojos semiabiertos.
  • Llora más de lo normal o en situaciones que generalmente no le provocaban llanto.
  • Tiene más miedo de lo normal y no sabe explicar la razón.
  • Presenta diarrea o vómito, sin razón física aparente.
  • Tiene menos apetito o pierde el interés por la comida.
  • Está bajando de peso y se nota más delgado.
  • Puede resultar difícil encontrarle el pulso al niño, en las manos y en los brazos.

Aunque estos síntomas no se presentan en todos los casos, pueden ser un indicador de que un niño está espantando y se necesita curarlo de espanto.

 

¿Qué puede pasar si no curo de espanto a mi hijo?

Si no realizas un ritual para curar de espanto al niño o al adulto, se dice que los fragmentos de su alma que se quedaron tirados, se perderán y quedarán fisuras o huecos en las capas de su aura, de modo que serán puertas de acceso para entidades negativas o malos espíritus, que podrán influir en sus humores y en sus experiencias, al grado de ser provocar la pérdida de energía o bloqueos de diversos tipos.

Por todo esto, es muy importante que cuando una persona está espantada o presenta los síntomas antes mencionados, se le realice una limpieza energética y un ritual para recuperar los fragmentos de su alma.

Si aún no encuentras un curandero para que lo sane, puedes limpiarlo constantemente con Agua Astral, una sustancia de la que hablamos en otros artículos de este sitio. El Agua Astral te ayudará a mantener limpio su campo energético y evitarás que se acumulen energías negativas que terminen por bloquearlo o afectarlo.

 

¿Cómo curar de espanto a un niño?

Ritual para realizar una limpia a un niño espantado

 

Días para realizarlo: Martes, Viernes o Sábado o día soleado

Horario: Entre 6 de la mañana y las 12 del día

Ingredientes:

  • 2 claveles blancos
  • 1 clavel rojo
  • Mezcal o tequila
  • espíritus de untar
  • 1 Espejo
  • 1 tina o cazo grande con agua tibia

Para comenzar, debes hacer una oración y pedir que todo negativo que tenga el niño sea retirado.

  1. Limpiar todo su cuerpo con los claveles. Pasar los claves blancos y rojos todo el cuerpo de la persona, de arriba hacia abajo.
  2. Meter a la persona a la tina o el cazo con agua tibia.
  3. Deshojar los claveles blancos y rojos, y tirarlos al agua y sobre el cuerpo del niño.
  4. Cuando el niño se encuentre distraído o pensativo durante el baño, la persona que lo cura debe tomar un sorbo de mezcal o tequila (sin beberlo) y escupirlo en la nuca del niño.
  5. Inmediatamente, debes gritarle 3 veces su nombre completo, pidiéndole que regrese, para que venga hacia la realidad actual, al momento y al cuerpo del niño.
  6. Si el niño llora, después del grito, debes consolarlo y decirle que todo está bien.
  7. Al salir del baño, debes cerrar todas las corrientes de aire y cubrir muy bien al niño.
  8. Mientras los vistes, debes untar los espíritus por todo el cuerpo, una cruz en las palmas de las manos y una cruz en las coyunturas.
  9. Vestir de blanco a la persona y cerrar todas las corrientes de aire.
  10. Colocar un espejo debajo de su cama, mirando hacia abajo, y retirarlo hasta el día siguiente.

Después de eso, es muy probable que el niño se note cansado y desee dormir por varias horas. Esta es la prueba más clara de que el niño estaba espantado.

Déjalo dormir las horas que sean necesarias porque es en este periodo cuando el alma regresa al cuerpo.

Finalmente, recuerda que toda limpia o ritual puedes reforzarla con Agua Astral, realizando limpiezas diarias o constantes, rociando el agua al rededor del niño (con los ojos cerrados) o de la persona a la que deseas limpiar energéticamente.

0 0 votes
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x